Me hace gracia leer a tanto indignado suelto que afirma que se alegran de que los médicos nos tengamos que apretar el cinturón. Nos lo merecemos, dicen, porque así nos quitaremos muchas actitudes chulescas, dejaremos de ser semidioses, cobraremos lo mismo que cualquier otro currito. Que es lo que hay, ajo y agua.

Mi padre, que por cierto no es sanitario (ni de coña lo sería en su vida alguien que ve sangre y le da un alipori), me decía el otro día con rotundidad “Quien baja tu salario piensa que tu trabajo vale menos de lo que te paga“. A un señor que sabe lo que es meterse en un sindicato bastante joven y reclamar condiciones de trabajo dignas y un salario justo poco le puedo replicar. Que hay crisis, sí. Que con la crisis se están aprovechando para dar recortes con una guadaña en vez de unas tijeras, también.

La crisis no sólo nos afecta a los sanitarios, señores míos. Afecta a la Sanidad, con mayúsculas. A los que os relaméis pensando que los sanitarios comeremos palitos de surimi en vez de gambas en Navidad os recuerdo que se cumple el dicho “rebota, rebota y en tu culo explota”.

Lo comprobaréis cuando retrasen el ingreso para quitarle la vesícula al abuelo porque hay cerradas dos plantas enteras del hospital. No hay dinero.

Lo veréis cuando vayáis por Urgencias, os digan que tenéis que ingresar…y os tiréis hasta 10 horas esperando una cama libre porque se ha cerrado un ala de Observación.O cuando tarden una eternidad en atenderos porque ese día se ha puesto malo un sanitario y no se le ha sustituido porque no hay dinero, se decide que su trabajo lo asuman el resto de compañeros.

Os enteraréis en algunas comunidades autónomas con la desactivación de la tarjeta sanitaria por ser parados de larga duración y no estar cotizando en ese momento en la Seguridad Social.

Mejor no comento lo que pasa cuando, por ahorrar, se decide que un especialista no haga guardias presenciales en el hospital, sino que esté localizado en su casa a unos cuantos kilómetros del hospital.

He puesto unos cuantos ejemplos, creo que son suficientes. Todo esto es lo que está pasando en vez de sentarse a pensar con calma, decidir retirar del mercado tratamientos que NO han demostrado una gran eficacia y son caros, o que no han demostrado mayor eficacia que otros tratamientos con más solera pero con menos glamour y menos novedad. No se decide tampoco usar la sesera y comprender que ciertas pruebas complementarias que se hacen “de rutina” llevan al sobrediagnóstico, al sobretratamiento y el sobrecoste. Ni se buscan pequeñas medidas de ahorro que, sumadas, supongan bastante. Ni se hace entender a la población que ciertas patologías no requieren medicación sino medidas higiénicas y dietéticas. Ni se devana nadie los sesos para organizar eficazmente el sistema sanitario y frenar el abuso de Urgencias o el mal uso de Atención Primaria con tanta burocracia (el papelito para certificar que el niño ha pasado el sarampión y por tanto puede entrar en esa residencia de estudiantes).

Lo rápido, fácil y certero es sacar la guadaña. Y hoy me siento una enanita gruñona.

Facebook Twitter Email

26 opinaron sobre “Yo vengo a hablar de mi crisis

  1. Desde aqui quiero enviarte mi apoyo incondicional, a ti y a todos los profesionales sanitarios que cada dia cuidais de nuestra salud. Yo no soy funcionario, ni profesional de la salud. Pero creo que hay muchas cosas en las que ahorrar antes que en los hospitales o en las escuelas. El funcionario joven y currito en españa es de los mejor preparados, hablo de policias entregados, maestros magnificos y medicos excelentes de veintimuchos o treintaypocos que cada dia levantan nuestro pais. Mientras hay mucho “asesor, “puesto de libre designación” y demas inutiles de estos viviendo del estado sin que se sepa muy bien que hacen, gente que han nacido para ocupar un cargo, el que sea.
    En definitiva, animo y deciros que en mi opinión y en la de muchos españoles el dinero gastado en sanidad y educación no es gasto sino inversión.

  2. No te sientas enanita gruñona, tienes más razón que una santa. Todo mi apoyo, Sophie, y ojito que yo soy de las que pide a gritos una reforma del funcionariado. Y es que hay tantas cosas que se podrían hacer para ahorrar dinero al Estado sin tirarse de cabeza al recorte de servicios y la bajada de sueldos indiscriminada de los empleados que cobran del dinero público… en fin. Qué te vamos a decir que tú no sepas.

  3. Gracias por vuestros comentarios. Escuchar en un saliente de guardia que qué bien que a los médicos nos quiten la paga de Navidad y nos recorten el sueldo termina con el poco aguante que me queda en esa situación. Nunca me he alegrado del recorte de sueldo de nadie, excepto de políticos.

    Además, me duele la boca ya de repetir en cada guardia a los familiares que “si tarda tanto en ingresar es porque no tenemos camas”, ¿por qué no vas a montarle la bronca a los que gestionan y deciden esos recortes? Ah, el derecho al pataleo con el primero ( y último eslabón) que se pilla…

  4. Fíjate tú lo que son las cosas, unos quejándose de que le quitan la paga extra y otros a que le paguen 0.75 céntimos de euro por palabra en un artículo de 300, con clipping para demostrar que ese artículo se ha ‘vendido’ en 400 medios en un mes y poder optar así a que te paguen ese mes 300euros!

    Yo no me meto con vuestros sueldos, dios me libre, es una cuestión de mala gestión, que como siempre, se piensa en devolver favores políticos en lugar de intentar conseguir un buen gerente que optimice los recursos.
    Pero para ser justos hay que pensar lo siguiente: Cuánto dinero le generas a la empresa, sea pública o privada, para que ésta te pague lo que tú consideras suficiente? Pero hay que ser honestos. No decir ‘no, no…a mí que me paguen que lo valgo’ Seguro??? piénsatelo. A mí me hizo recapacitar mucho.

    Estoy contigo con que los primeros que se tienen que bajar el sueldo (nótese el singular) son los puñeteros políticos. Que cobran de nosotros muchas veces, se ríen de nosotros otras tantas y para ajustarse el pantalón tenemos que ser el resto de españolitos los que nos ahoguemos.
    Tambien pensad en los autónomos que tienen que pagar su cuota y su IVA sin haber cobrado.

    Pero no os quejéis porque os quitan la paga extra. De verdad.

  5. Laila, veo difícil (o no sé) cuantificar el dinero que le creamos al país, más bien cuantifico nuestra labor en que generamos salud, con lo que tenemos a personas que pueden trabajar y comprar, personas que bien atendidas y con buenas medidas desde el principio no necesitarán luego tratamientos más caros y complejos para estar bien, por poner un par de ejemplos.

    No se trata de que nos quiten la paga extra, sino de los recortes que ya llevamos y que a nadie le agrada que le quiten un dinero que es suyo, que le ha costado su esfuerzo ganarlo. Deja mal sabor de boca sentir que no se paga la responsabilidad que tenemos en las manos, como una persona sangrando, con un infarto o una leucemia. Antes de la paga extra nos han dado unos cuantos picotazos a la nómina. Han dejado a compañeros a media jornada “porque si no os tenemos que echar a unos cuantos”. Aprovechan para hacer contratos por días o incluso por horas “porque es lo que hay”. ¿A tí te agrada ir a un centro de salud con un médico contratado sólo por ese día que tenga una lista de 50 pacientes para toda la mañana? No son historias ficticias, por desgracia.

  6. Lo fácil, en efecto, es recortar en los ministerios “sociales”: sanidad, educación… De ser unos “pringaos” (y hablo por los profesores) hemos pasado a ser unos privilegiados y unos vagos. Cuando la enseñanza pública, gracias a los recortes, se haya convertido en algo puramente asistencial, habrá quien se rasgue las vestiduras, pero no habrá remedio. Es muy fácil desmontar, y muy difícil volver a montar. Por desgracia, parece que con la sanidad va a pasar algo parecido: se empieza con el desprestigio del profesional, se sigue con los recortes (y no solo de los sueldos, ahí está el verdadero peligro)… y se acaba como el rosario de la aurora.

  7. No, no lo son, y más de un médico me ha tocado de suplencia. La responsabilidad que tenéis es enorme, pero no más que un policía, bombero, fontanero, electricista..En cada una de las profesiones hay responsabilidad que conlleva al bienestar de los demás, en una u otra medida y hay que tener capacidad para verlo y valorarlo.

    Pero para que no haya pruebas extras que no vienen a cuento, se ponga un tratamiento correcto a un paciente, es necesario una historia clínica compartida. Que se tenga acceso, sea el médico, enfermero que sea de la comunidad que sea el que tenga acceso a esa información tan delicada. ASí no duplicarán tratamientos ni, por desgracia, prescribir otros que interfieren en los fármacos actuales. Se han dado muchos casos precisamente en abuelillos que no recurdan todo lo que toman. No es vuestra culpa!!!! es de que están mal hechas las cosas.

    No estoy a favor de que se bajen los sueldos, dios me libre. Pero tampoco a que se paguen guardias en las que el médico adjunto/titular no se pase por la planta sino que se quede durmiendo y sólo se le avise en caso de extrema necesidad. Igual habrá que pagarle en función de las veces que ha salvado una vida o ha mejorado al paciente y no las horas que ha estado durmiendo. esto es cierto y sabido.

    Tampoco estoy a favor de los contratos por horas o basura. Yo los he sufrido.
    Gracias por contestar tan rapido. Creo que discrepar es bueno. y no soy un troll, jajajaja, sólo expreso mi opinión, que no es total ni absoluta.

  8. Matahari, mejor no mires el BOE y no te enteres de las “ONG” de paniaguados que recibieron una suculenta partida de dinero por realizar labores exóticas que poco tienen que ver con una ONG…en todas partes cuecen habas.

    Laila, mujé, de troll nada :) Que sí, que cada profesión tiene su responsabilidad, no lo discuto…pero precisamente no es la misma responsabilidad o por lo menos no lo percibo así, me asusta más equivocarme en el tratamiento de una leucemia que equivocarme al poner una multa, lo primero no tiene arreglo o si lo tiene es malo y parcial, lo segundo sí. Y cada uno merece un trato acorde con lo que hace ¿o no verías injusto que un bombero cobrara 800 euros mensuales por jugarse el pellejo? Lo que me duele es el sentimiento de “que se jodan” hacia los médicos, generalizando y soltando “oye, que no sois los únicos con responsabilidad”. Claro que no. Pero tiene narices que se vea justo que otros colectivos reciban un sueldo acorde o se vea mal que se les recorte y con nosotros…eso, “quesejodan”.

    ¿Que en todas partes hay caraduras y hay gente que duerme la guardia y dice “no me molestéis”? Claro que sí, pero también es cierto que tienes a una persona en el hospital DISPONIBLE para cuando surja algo pueda ir corriendo, alguien que podría estar en su casa haciendo lo que fuera en vez de pasar un sábado en el hospital. Y un médico que ha pasado la planta, ha visto unas cuantas pruebas complementarias, resuelto varios “embolaos”…tiene derecho a descansar un poquito por la noche, no va a estar despierto esperando a que le llamen :)

    Para que no haya pruebas extras también debe haber formación, conocer bien el concepto de sobrediagnóstico y tener paciencia ante el paciente/cliente que, por ejemplo, exige “hacerse el PSA” porque ha visto la campaña…promovida por una empresa farmacéutica con intereses en el sector. Es fácil lanzar la bola al médico y no ver la otra parte, la presión que recibe por los pacientes/clientes que tienen clarito lo que quieren y cómo lo quieren.

  9. aaahh amiga! el empowered patient jajajaja

    No, yo no quiero que ‘os jodan’ (ajenos a vuestra decisión personal. jeje) no veo bien que recorten el sueldo. Considero que hay que gestionar mejor lo que se tiene y ahí vosotros no tenéis ni pajolera idea. Tu vas, haces tu trabajo (intentar salvar cuantas más vidas mejor) y te vuelves a casa. Fantástico.
    el chupcharcos va coloca a su amiguito que no tiene ni idea como gerente y que manda hacer pruebas de todo tipo al hijo del cuñado del vecino de enfrente porque así le debe un favor, y cobra una millonada. Pero mientras eso no cambie…que os jodan, pero bien (ahora ponlo en boca del político, no mía…..)
    ya no te doy el coñazo más! jeje

  10. No afirmo que seas tú quien dice que nos jorobemos, sino que es un comentario generalizado ( y de ahí ha salido gran parte del post). Los políticos, ay, los políticos…

  11. Comentario, sin acritud y con humor para Laila:

    Un día un mecanico acudio a el cirujano cardiaco tras haber sufrido un problema cardiaco que preciso un transplante de dicho organo y le dijo. Mire doctor estoy encantado con mi corazón pero no entiendo porque usted cobra 10 veces más que yo por cambiar y reparar la maquina de mi interior. Yo soy mecanico de coches y como le digo reparo motores, cambio motores y cobro 10 veces menos.
    El cirujano cardiaco sonrio y le respondio amablemente ¿Ha probado usted a repararlos vehiculos con el motor en marcha?

    Comporar la responsabilidad de un Cirujano cardiaco, un neurocirujano o un simple medico de familia con un electricista o un camarero, perdona pero es imposible pues no es comparable. Comparar la responsabilidad de un Guardia Civil con un vigilante de un parking no es comparable. Comparar la responsabilidad del traductor de una conferencia o entrevista entre Obama y Merckel no es comparable con traducir las instrucciones de un juguete. No es comparable la responsabilidad y el riesgo de un corresponsal de guerra que la de un redactor de una oficina en Madrid.

    Sirva de de ejemplo: Neurocirujano de guardia en Madrid, localizado, se le pagan 12 euros hora. A las 2 de la mañana aneurisma de poligono willis roto le avisan, acude, analiza el caso a vida o muerte, queda con radiologo embolizan salvan vida de mujer u hombre joven. Es su deber, su trabajo y la mayoria lo hacen con pasion a pesar de que su salario final por esa guardia de 17 horas es de 170 euros netos ( o menos), el mismo numero de horas en un taller de una marca normalita cuanto sería ¿unos 1000 euros sólo de mano de obra?, aunque claro tengo la certeza que el macanico de turno no verá ni de lejos el 10% de esa cantidad.

    PD: No soy neurocirujano, ni cirujano cardiovascular. Soy mecanico de coches.

  12. Y ves esto, desde fuera pero sabiéndote dentro en poco tiempo y te dan ganas de decir “mira bonitos, ahí os quedáis” Si no fuera por la familia, y porque en otros sitios puede que el personal sanitario esté mejor sí, pero la sanidad ahí ahí, a mí ya me habrían visto por la SS.
    Lo curioso es eso, que nadie se da cuenta de que esos recortes en médicos van a costar dolores de cabeza y disgustos a los que tanto se alegran. Ayer mismo, mi tía, viuda y cobrando una pensión, defendía a capa y espada que la ayuda a la dependencia vaya a desaparecer, porque “no hay dinero”. Y se me queda la boca seca de repetir que haberlo, lo hay, y que lo gastamos en gilipolleces, también.
    En fin, un beso

  13. Además de todo lo que dices, siempre me hace demasiada gracia por no llorar cuando se habla que el sistema sanitario español es de los más baratos del mundo… pero es un sistema en el que los médicos son de los que menos cobran y más trabajan de la UE.

  14. Por desgracia en este país existe la costumbre generalizada de pensar de casi todas las profesiones y gremios (de las de los demás, claro, porque a la nuestra propia ni tocarla…) que son unos vagos; que no pegan palo al agua; que cobran demasiado para lo poco que trabajan;y suele producir incluso una cierta satisfacción cuando se les aplican recortes.
    Os ocurre a los médicos, les ocurre a los profesores y podría hacer una larga lista.
    Así somos: no valoramos una mierda el trabajo de los demás y casi nos fastidia que cada uno reivindique lo que cree que le corresponde (sea una mejora de las condiciones o tan solo una movilización para que no empeoren).

  15. Estoy contigo, los recortes en Sanidad y Educación son una vergüenza, y lo siento, pero me parto cuando me hablan de que un fontanero tiene las mismas responsabilidades… Ni la educación necesaria es igual (seis años de carrera sin cobrar un duro, es más, pagando, estudiando a lo bestia… más el mir…) ni la responsabilidad es la misma (la vida de alguien, nada menos) ni los horarios (maratón de guardias)… ni los sueldos, siquiera. A mí me parece una vergüenza lo que se le paga a un médico en este país.
    Y yo tampoco soy medico, soy veterinaria (y no hablo de las condiciones salariales de los veterinarios, porque eso es de delito, pero delito real, si hicieran inspecciones laborales en las clínicas las cerrarían casi todas).

  16. El actual sistema sanitario tiene las bases temblando; tiene profesionales médicos que se queman rápido con guardias de 24 horas (¿por qué a nadie se le ocurre implantar las guardias de 12 horas?), con la sensación de que se les paga muy por debajo de lo que merecen por responsabilidad y esfuerzo y con sensación de minusvaloración por la población (ese “tu sueldo lo pago yo, así que tengo derecho a que me pidas la TAC que quiero”). Es un sistema sanitario tan barato que hasta han venido de fuera a aprovecharse de él ( esos europeos del norte que se arreglan la cadera en las vacaciones por poner un triste ejemplo). En las actuales condiciones no va a aguantar mucho si no se meten reformas de verdad, valientes, no la mera guadaña que queda políticamente correcta.

  17. Muy buena reflexión! Enhorabuena! Algo falla en esta sociedad cuando nos conformamos con ganar 3 si los que tenemos a nuestro alrededor ganan 2; cuando lo interesante sería que los 2 quisieran ganar 5

  18. Totalmente de acuerdo, Sophie. Vienen tiempos duros, muy duros. Y la gente no tiene ni idea. Menuda época para hacer la residencia :S un beso!

  19. Cuánta razón tienes!!! Y que miedo me da a mí estar tan cerca ya de meterme en ese mundo sanitario tal como pinta… No me parece nada descartable el irme fuera a trabajar a este paso… Ainsss.
    Estoy muy de acuerdo con todo lo que comentas.. Y me indigna sobremanera que los recortes no empiecen por los puñeteros políticos!!!
    Un saludo

  20. Mi madre tuvo la desgracia de enfermar en verano y era mandarla a casa a morir. Porque no se sustituyeron los que se fueron de vacaciones y los que quedaron no daban a basto. Hasta entonces no me había dado cuenta que creíamos que teníamos un servicio que en la práctica existía en muy pequeña escala. Contábamos con algo que al ir a utilizarlo no estaba allí. No se quién dirá que os fastidieis. Yo veo que la gente está muy pero que muy en contra con los recortes en todo lo que sea sanidad y educación. Siempre habrá quien diga cualquier barbaridad pero a mi alrededor veo los ánimos bastante en contra de estas medidas. Por puro egoísmo. No nos conviene. Se que en la seguridad social en su día se me salvó la vida con una operación que yo no habría podido pagar y que hubo que operarme de nuevo de urgencia a los dos días y estoy viva gracias a la rapidez de reacción y que hubiera gente allí (y a que aún no había salido del hospital). Si hubieran tenido que venir desde sus casas, estaría muerta. Así sin más. Entré en quirófano casi sin sangre. Y me gusta mucho estar aquí, entre los vivos. Sin embargo este verano, lo de mi madre fue una merienda de patos, porque no había personal, ni medios. Se acabaron las vacaciones y aunque aún están mirando a ver cómo reacciona, parece que saldrá, cosa que en verano sin suplentes y con los pocos que había, haciendo el trabajo de los que faltaban, parecía que no había más remedio que dejarla morir, así a lo payaso. No creo que nadie se tome a broma que recorten en algo tan importante como sanidad o educación. Yo veo a la gente más bien bastante indignada. Lo único que tal vez esto sea un poco como la canción del barquito chiquitito, que todo el mundo se alegra cuando deciden comerse al grumete, porque no le tocó a él. ¡Como si no fuera a tocarle mañana!. Pero insisto. Quitando tres o cuatro exaltados, que siempre los hay, la gente no está contenta, ni muchísimo menos, con esto. Todo lo contrario. Está acaloradamente en contra.

  21. Será que con la mayoría de quienes he hablado del tema (quitando a sanitarios, amigos cercanos y familia que conocen la situación por mí) he tenido la mala suerte de topar con gente que sí se alegra de que nos estén dando para el pelo, incluso lo he leído en algunos blogs que no me da la gana enlazar. En fin…al final paga el pato el más débil :(

  22. Pues no se qué decirte. A lo mejor va por zonas. Cuando se produjo esta medida en Madrid, por Asturias la gente se enfureció, pero bien. Y en las redes sociales que frecuento hubo todo tipo de protestas en tono bastante exaltado. Se que hay que hacer recortes (que a ver qué hacen con lo ahorrado, porque si sigue así, recortar no servirá de nada) y que no van a sacar el dinero como si fuera un conejo de la chistera. Pero según una lógica muy simple, creo que los recortes deberían empezar por los superfluo y seguir por lo menos necesario, hacia arriba. No parece muy normal empezar recortando por lo más necesario. Es absurdo. Al que le toque “ser recortado” no le va a gustar, eso se da por hecho, pero hombre de Dios ¿En sanidad? ¿En educación?. Es que eso no se le ocurre ni al que asó la manteca.
    Luego encima en el primer post ofrecen un buen número de posibles soluciones alternativas, que aunque yo no entiendo, sí que comprendo más o menos que se trata de limitar despilfarros en lugar de recortar lo básico. Son cosas que cualquiera haría en su casa. Es como si en una casa decidieran seguir gastando en viajes a Thailandia en Hoteles de lujo, o salidas de fin de semana caras, pero limitaran el presupuesto en la alimentación de los hijos. Es delirante. Siempre se dijo que la salud es lo primero. Luego a la hora de recortar, debería ser lo último. En cualquier caso, a lo mejor es cuestión de zonas, pero en general creo que la medida no ha gustado a la gente (por decirlo suavemente) Siempre hay opiniones para todo, como en el cuento del burro, pero lo que se lee masivamente es que es un barbaridad. Es una medida que perjudica a todos, así que los que se alegran de ella, es que no midieron bien las consecuencias que eso tendrá en su propia vida (o muerte). Aunque no fuera por justicia como sería lo suyo, por lo menos por egoísmo. Perdemos todos con esto.

  23. Me ha pasado que un paciente me diga que se alegra de que nos bajen el sueldo o quiten extras. Fué después de decirle que cierto material ortoprotésico no estaba financiado en la pública. Me preguntó que si eran recortes. Le dije que siempre había sido así, que eso nunca había entrado, que lo único que estaban recortando eran los sueldos. Y me dijo “pues me alegro, se lo merecen por gestionar mal la sanidad”. ¿Tengo yo cara de gestionar la sanidad?

    Me hizo sentir fatal. Casi tan mal como la señora que en urgencias de madrugada viendo pacientes sin parar en horas pero con gran lista de espera me saltó “pues si no hay médicos suficentes contrate a más” “”Señora, soy R1, son las cuatro de la mañana, ¿tengo cara de poder contratar más médicos?”"

    Hay pacientes al límite, con el paro, intentando prolongar una baja. Son los que protestan. Uno me dijo que o le conseguia trabajo o le diera la baja porque sino lo despedían. Que tenía que hacerlo porque él pagaba mi sueldo. http://rehabilitacionymedicinafisica.blogspot.com/2011/11/no-tengo-enfoque-biopsicosocial.html

  24. Yo creo que es el eterno problema de que uno desahogue con el que tiene delante, que es al que le puede protestar porque las instancias de arriba no puede uno acceder y pagan justos por pecadores. Yo al principio, cuando mandaban a mi madre a casa a los dos días como quien dice a morir, para que a los cuatro días volviera a ingresar medio muerta tras no se cuántos ataques, que da verguenza hasta contarlo porque de tan exagerado, es que yo creo que no me van ni a creer, también culpaba al médico que nos atendía. Pensaba que era negligencia suya. Claro, luego vas a ver a tu madre y ves que el otro ala está cerrada y tu no te habías fijado. Que el médico que te atiende no es el que debería… porque sencillamente el que debería no da a basto (y el que te atiende, tampoco)… bueno, empiezas a ver que no hay. Y empiezas a culpar hacia arriba. Pero al principio, piensas que la culpa es del que te atendió, que es un negligente, cuando no es así. La gente creo que no está informada de la situación real. Tampoco yo, que solo he visto una pizca y me espantó. Incluso una de las veces que ingresó le dijeron si no nos importaba traer nosotros la almohada que andaban escasos. Esto no me lo estoy inventando aunque bien lo parece. La almohada en sí es lo de menos, pero da una idea de cómo andan las cosas. Luego está el asunto que has tocado ahora de los tópicos, que esa es otra. Si alguien gana dinero, “algo habrá hecho”. Porque hasta el más rico, aquí todo el mundo presume de pobre. Y como en la época de los Reyes Católicos había que ser “Cristiano viejo” para no ser sospechoso. Ahora hay que ser pobre de antes de la crisis, para no ser sospechoso de alguna clase de estafa o de insuficiente sangre trabajadora, tal parece. Pero prolongar artificialmente una baja. Eso no es estafar. Los médicos siempre fueron respetados. Así que ahora forman parte de “los otros”, los que no son “nosotros los trabajadores” como si eso no fuera trabajar. Esa imagen lleva mucho difundiéndose. Yo la mamé y aún me cuesta liberarme de ella. De hecho caigo en ese tipo de prejuicios con frecuencia, y mira que intento que no me pase. Y bueno, la idea de confundir que efectivamente nosotros pagamos la seguridad social, con pensar que por eso soy el jefe… demasiados jefes para cada médico sería eso. De todas maneras pese a este discurso que acabo de soltar, pero es que veo generalizada la idea en que aquel que no trabaje picando piedra, de alguna manera le está robando el bocadillo al que la pica. Ese es un prejuicio que ya estaba antes, y que ahora en la crisis se pone de manifiesto. Ya estaba. Lo que pasa que ahora se ve más. Contra los prejuicios no se si habrá algo que se pueda hacer. Puedes intentar explicárselo, por si coincidiera que te escuchan, pero yo he visto que las ideas preconcebidas son las más difíciles de quitar. Contra ellas no valen explicaciones, porque es que ni las escuchan. Perteneces a una profesión respetada y por tanto, por mucho que trabajes, no eres “nosotros los trabajadores”. Eres los otros. Ese es un problema que va más allá de esta crisis y creo que siempre en toda sociedad hubo alguna clase de “los otros”. Es un problema de antes. Pero vamos, quitando la rabia que pueda dar encontrate con gente así, en lo particular, en lo general veo que la gente protesta un montón contra los recortes en sanidad. Luego en lo cotidiano, tratando con tanta gente, es casi imposible que no te tropieces con personas por así decirlo “de todos los gustos” debe saber mal que no se te reconozca el trabajo y se te ningunee con esa alegría. Pero la ignorancia es así. Yo también pensaba así cuando no sabía por qué pasaba lo que pasaba y culpaba al médico que la atendía. Pero como has dicho tu, los que protestan son los que intentan prolongar artificialmente una baja. Esos ni siquiera piensan lo que dicen. Es que a veces decir esas cosas les funciona y prueban a ver si cuela. Las cosas hay que tomarlas como de quien vienen. Él que diga misa, porque tu no vas a ayudarle a gorronear y ya está. Normal que proteste si le quitas el caramelo de la boca, pero tiene el mismo valor que la pataleta de un niño porque no le compras el helado, creo yo.

  25. Pero no te preocupes tanto, que en la empresa privada los recortes no se han hecho recortes, se han hecho amputaciones. En mi grupo de soporte hace una año éramos diez personas y ahora somos cinco.

    Guardias, intervenciones fuera de horario mal pagadas, en fin.

    Que sepáis que los funcionarios todavía cobráis, pero por ejemplo los empleados de los servicios sociales de la Comunidad de Madrid no funcionarios han estado varios meses sin cobrar y cuando cobran lo hacen con retraso, los abogados del turno de oficio tampoco cobran.

    Los médicos habeis puesto el grito en el cielo cuando os tocan a vosotros, pero algunos ya están muy jodidos desde hace mucho.

    Y que conste que no pienso que un maestro o un médico se rasquen las pelotas con un rastrillo de jardinero, creo que los sucede lo mismo que a mi, que la la gente piensa de ellos que ganan un pastón cuando son unos pringados que hacen más horas de las que les corresponden, que en algunos casos ni se las pagan ni se las van a pagar, que cometen errores evitables por el exceso de trabajo.

    En fin, a este paso si quiero tener acceso a la sanidad tendré que emparejarme con una médico.

Los comentarios están cerrados.