Hace ya más de diez años que hemos oído hablar de la melatonina como producto ideal para combatir el insomnio y el malestar propio del jet-lag o desfase horario al viajar de un punto a otro del globo atravesando más de cinco husos horarios. Ese medicamento nos lo vendían como lo más de lo más y en las facultades de Medicina nos hablaban de ella como un gran avance farmacológico.

La melatonina es una hormona secretada como respuesta a la oscuridad por una pequeña glándula localizada en nuestro cerebro, la glándula pineal,  e inhibida por la luz, estableciéndose un ritmo circadiano y regulando el sueño al estimularlo. Su ritmo de secreción está sincronizado por el ciclo luz-oscuridad, de modo que se sintetiza al inicio de la oscuridad, llegando a su pico máximo a la mitad del sueño (entre las 2 y las 4 de la mañana generalmente) y disminuyendo gradualmente a partir de entonces conforme llega el amanecer.

La melatonina como medicamento tiene una vida muy corta, quizá lo justo para inducir levemente el sueño. Se suele dispensar en comprimidos de liberación retardada en un intento de aumentar su efectividad y sus efectos secundarios principales son la cefalea y los mareos.

En Abril de 2008, Vicente Baos hablaba de este medicamento “revolucionario” e indicaba con referencias bibliográficas de cierto peso que no existían evidencias claras acerca de la utilidad de la melatonina como inductor del sueño, ni como remedio a corto plazo para controlar las alteraciones propias del jet-lag o los turnos de trabajo cambiantes como muchos creíamos. Los estudios realizados hasta la fecha incluían escasos voluntarios y duraban poco tiempo, con lo que realmente no existían datos para afirmar con rotundidad que fuera un medicamento de alta eficacia y utilidad en comparación con otros que se administran con el mismo fin.

Poco han cambiado las cosas en ese sentido desde entonces hasta la actualidad; tras una búsqueda bibliográfica en PubMed no he encontrado estudios ni datos que vayan más allá de lo señalado hasta ahora. ¿Afirmo por tanto que la melatonina “no vale pa ná”? No, tan sólo indico que no está del todo claro que tengan los efectos prometidos a corto plazo y usada para momentos puntuales como un viaje en el que se atraviesen 5 o más husos horarios y se padezca el temido jet-lag. Mi gozo en un pozo, la verdad, antes de meterme de lleno a curiosear sobre esta hormona estaba convencida de su eficacia por lo que me habían explicado en la facultad…

La melatonina es una hormona y, por tanto, una sustancia farmacológicamente activa, lo que le da la condición legal de medicamento; esto requiere una regulación estricta por parte de la Agencia Española del Medicamento. Recientemente esta Agencia publicó una nota informativa en la que alertaba sobre la venta en herbolarios y por internet de dispensaciones no autorizadas de este producto, con una dosis superior a la de 2 mg que se ha establecido como segura tras evaluar riesgos y beneficios del mismo,concretamente se retiró Melatonin 3.04 mg por no haber sido evaluado y autorizado por dicha agencia.

Es necesario recordar que los medicamentos en España deben ser dispensados en farmacias y establecimientos autorizados, como forma de garantizar la seguridad de los pacientes que lo consuman y que según la Ley del Medicamento (29/2006) en su artículo 4, “Se prohíbe, asimismo, la venta a domicilio y cualquier tipo de venta indirecta al público de medicamentos“. Puede parecer muy cómodo que nos manden medicamentos a casa en un paquete o nos puede inspirar más confianza el herbolario de la esquina que “sólo vende cosas naturales” (aunque eso no quiera decir a la fuerza que sean eficaces, como explica Shora en este artículo), pero eso choca con la legalidad y seguridad personal a la hora de tomar un medicamento.

¿Habéis probado la melatonina? ¿Cómo oisteis hablar de ella y qué fue lo que os animó a probarla?

Facebook Twitter Email

6 opinaron sobre “Melatonina, la hormona de moda para dormir

  1. Yo sí que la he probado, la compré en un viaje a EEUU. A mí me ha ido bien, tanto como inductor del sueño cuando tienes jet-lag, como en épocas de estrés para poder dormir. Sin efectos secundarios al día siguiente, ni somnolencia, ni “despertar de golpe” con taquicardia a las 5 de la mañana (como me pasa con la valeriana, por ejemplo).
    Y el sueño que induce es sueño “real”, con sueños normales, no como con las benzos, que caes comatoso (estuve tomando alprazolam una temporada, por problemas de espalda graves, y eso no era dormir, era anestesiarse hasta la mañana).
    Esa es mi experiencia… yo también pensaba que habría más bibliografía… sobre todo porque en EEUU la venden “over the counter”, o sea, sin receta ni nada.

  2. Algo que tiene buenos resultados es la intervención psicológica para remediar los problemas del sueño. Los llamados programas de higiene del sueño. Un abrazoo.

  3. Desconocía lo de la melatonina. ¿Como se suelen sentir los médicos generalmente de cara a recetar esto?

    Yo he tenido varios problemas de insomnio en los últimos años probando los clásicos dormidina/soñodor sin hacerme mucho efecto. Una temporada estuve con lorazepam por preinscripción y no me iba mal. Para la última vez que me ha dado una etapa con insomnio me han recomendado valerianaheel (que entiendo que es como la valeriana pero líquida?) como “remedio homeopático” y sinceramente va bastante bien, excepto por el horrible sabor y el escozor que provoca al echártelo bajo la lengua.

  4. A mi me la recomendo una amiga mia, que es biologa y editora de una revista medica importante. Me dijo que la vendian en EEUU y que me la comprara, porque iba genial para el jet-lag.

    Eso hice y la olvide por una temporada, hasta que en mi ultimo viaje a EEUU desde Europa, la tome media hora antes de irme a dormir y al levantarme al día siguiente a las 7am, no tenia dolor de cabeza, ni he sufrido el tipico cansancio de no haber descansado bien los días siguientes al cambio horario.

    Deje de tomarla dos días después de llegar y el dolor de cabeza volvió. La volví a tomar al 4 día y volvió a desaparecer. En definitiva, para un viaje de una semana donde tienes que trabajar esta genial, porque te evita el malestar de los primeros días. Pero no me habitué naturalmente al nuevo horario sin la droga, como habría hecho de no haberla tomado, así que a la vuelta no la tome y seguía en mi horario europeo.

    En resumen, que yo solo la tomo si voy a estar pocos días, si voy a quedarme dos semanas, prefiero pasar el malestar un par de días y habituarme.

    Saludos!

  5. Esto que digo reconozco que es poco científico, pero es “de pasillo y corrillo”, y la verdad, me parece preocupante.

    Cada vez estoy escuchando más de sus usos para contrarrestar el insomnio que producen ciertas dorgas de abuso. Y no me refiero a su uso en jetlags…

Los comentarios están cerrados.