Llega la primavera (o eso dicen…) y comienza las producciones BBC (Bodas, Bautizos, Comuniones). Hoy, en Mondo Medico, vamos a dar una serie de consejos para llegar a las bodas con decencia y sobrevivir a ellas con más decencia y dignidad aún.

1. Si quieres lucir tu vestido con tu piel morenita…échate cremita.

Cuántas veces habréis oído la frase “este vestido es muy bonito pero para lucirlo bien hay que estar morenita“. Dicho y hecho. A la playa, la piscina o la terraza a coger color. Lo malo es que algunas piensan que si toman el sol en febrero, marzo o abril el sol “no pega mucho” y por tanto no necesitan echarse crema protectora o con echarse crema hidratante es suficiente. Error. Da igual la época del año, si os vais a poner al sol a hacer la fotosíntesis para coger algo de colorcito debéis echaros crema con el factor de protección adecuado a vuestro tipo de piel.  Y no sólo es necesario usar una crema con factor protector adecuado, sino aplicársela cada cierto tiempo tal como indican en el envase.

2. Pies, para qué os quiero.

Tenemos el vestido, el bolso, los pendientes…nos faltan los zapatos. Pensamos que “para presumir hay que sufrir” y nos da igual que el zapato no tenga una buena horma, total, vamos a estar la mayor parte del tiempo sentadas y llevamos unas manoletinas o chanclas de repuesto. Error. Unos zapatos de taconazo que a los cinco minutos nos haga andar como velocirraptores no son una buena inversión. Dolor de pies, de rodillas, de espalda. Ampollas (y seguro que se os olvidan las tiritas y las semiplantillas de gel). Merece la pena invertir algo de dinero en unos zapatos cómodos, bonitos y de colores clásicos que luego van con cualquier tipo de vestido (negros, nude, dorados, plateados…etc). Por favor, cuidad esos pies.

3. Brindemos por los novios.

Es un clásico en las bodas terminar bebiéndose hasta el agua de los floreros. Y precisamente el agua es lo que nos va a salvar de una bonita resaca, que no es más que la deshidratación causada por la ingesta masiva de alcohol. Una copa de agua de vez en cuando no viene mal. Olvidaos de los comprimidos de vitaminas, no os van a ayudar a sobrevivir al resacón matutino. Y olvidaos de los combinados de alcohol y bebida energética; muchos piensan que “bajan o retrasan la borrachera”, cuando más bien por su contenido en excitantes disminuyen la propia percepción de la borrachera que se está cogiendo lentamente.

4. Zampar hasta reventar.

Cuando uno llega a una boda tiene dos opciones: probar lo que ofrecen, charlar con una copa en la mano, etc…o abalanzarse sobre las bandejas como si llevara dos semanas a base de té verde y manzana para poder entrar en el traje. Luego llega el dolor de barriga y “esto lo arreglo con un omeprazol o con un poquito de bicarbonato”. Error. Recordemos varias cosas:

a) el omeprazol es un protector gástrico que disminuye la secreción de ácidos estomacales. Para que funcione correctamente hay que tomarlo en ayunas con un vaso de agua y esperar unos 20 minutos antes de ingerir cualquier cosa.

b) El almagato sódico es un neutralizador de la acidez estomacal. Se toma después de las comidas.

c) El bicarbonato sódico es un neutralizador de la acidez estomacal, al igual que el almagato sódico y se toma tras las comidas. Produce flatulencia.

d) Ninguno de estos productos quita la sensación de empacho ni la distensión estomacal.

Quizás sea mejor prevenir antes que estar pendiente de los protectores estomacales y parches varios…

Disfrutad con moderación. Y vivan los novios.

 

Facebook Twitter Email

Los comentarios están cerrados.