Hace poco tiempo Hector, uno de los que escriben en el blog Psicoteca,ciencia.jpg me recomendó un artículo de “El cerebro de Darwin” en el que se hablaba de la Ciencia y el método científico, diferenciándolo de la Pseudociencia. Por lo que he comprobado, la Pseudociencia en Medicina suele abundar especialmente en el terreno de las enfermedades crónicas, incurables o difícilmente tratables, haciendo hincapié en el cáncer. Si un tiempo atrás hablaba yo de las falacias montadas sobre el uso del sujetador y el cáncer de mama, hoy vengo a contarles que el aloe vera no cura el cáncer. Y que la Pseudociencia se difunde estupendamente a través de los hoax y correos en cadena.

Recibo en mi cuenta de correo un documento en pdf en el que relatan la cura casi milagrosa de varios casos de cáncer gracias al jarabe de aloe vera, casos que permanecen inexplicables y que no tienen evidencia científica alguna, pero aún así se recomienda la ingesta de ese jarabe porque “empíricamente”se ha comprobado que lo cura. Impresionante. Desde que comenzó el boom del empleo de esta planta en cosmética y salud, en cremas, alimentos (he visto los yogures con trozos de aloe vera), jabones, lociones para después del afeitado, ungüentos para tratar quemaduras y heridas y mil productos más, se le han atribuido miles de propiedades, algunas fácilmente comprobables y otras que no tienen demostración alguna ni pasarían la prueba de una investigación seria y correctamente realizada. En ese artículo, no sólo no formulan al menos una hipótesis ni explican el mecanismo por el que actuaría dicho jarabe de aloe, paso importante para convencer a cualquier persona con un mínimo de rigor científico y sentido común, sino que mezclan ciencia y pseudociencia al afirmar que el paciente debe “someterse a los controles médicos para saber cuánto cáncer tiene”, con el fin de hacer más creíble lo que se cuenta. Se propone que él mismo se prepare el brebaje según la receta de un franciscano brasileño con dos hojas grandes (ó más, si son pequeñas) de aloe vera, que se lavan, se les quita las espinas y se recortan ligeramente sus rebordes; luego se le añade medio kilo de miel, siete u ocho cucharadas soperas de coñac o whisky y todo eso se pasa por la batidora. Ese jarabe constituye una “unidad de tratamiento”. Se afirma que el paciente debe tomar el brebaje, tres cucharadas soperas al día, y luego se debe hacer un análisis para ver en qué estadío se halla el cáncer ,y si éste ha progresado, debe doblar la dosis hasta que el cáncer se detenga. Y cuando haya desaparecido, el paciente puede dejar de tomar el jarabe o tomarlo como prevención durante un año. Impresionante.

Argüirán los pseudocientíficos que los estudiantes y profesionales de la Salud despreciamos las terapias alternativas por sistema, sin pararnos a comprobar su eficacia empírica. Precisamente ése es su fallo, que cuando tratamos de comprobar su eficacia con unos métodos estandarizados, cuando cumplimos el principio de reproducibilidad de la investigación ( todo lo que se descubra debe ser repetido por diversos investigadores en diversos estudios y laboratorios, con el fin de verificar que no haya sido fruto de la casualidad, sino un verdadero descubrimiento científico) nos encontramos con que no podemos demostrar que esas terapias y esos remedios tan fantásticos realmente sean ciertos. No existe un sólo artículo científico publicado en una revista seria ni indexado en ninguna base de datos científica que apoye lo que en ese artículo he leído, no hay ningún investigador con un mínimo de rigor que haya demostrado paso por paso el éxito de tal terapia.

Respecto al aloe vera, se ha conseguido comprobar muchas de las propiedades que se le atribuyen, sobre todo en cosmética, pero no se ha demostrado que cure ningún tumor, mucho menos con ese brebaje tan exótico. Lo más triste de todo esto es que se juega con la esperanza de los enfermos de cáncer, una enfermedad con alta morbilidad y mortalidad que se lleva por delante la salud, la vida y la alegría del paciente y su entorno.

EDITADO: Ante la avalancha de spam y de comentarios irrespetuosos (amén del cansancio que dan quienes comentan sin aportar pruebas de lo que dicen) se suprimen los comentarios de este artículo

18 opinaron sobre “Jarabe de aloe vera y cáncer: cómo mezclar Ciencia y Pseudociencia

  1. Eso es como el aceite de soja, que ahora tb está de moda y tiene miles de propiedades curativas.

    Lo que no hagan las campañas publicitarias… A ver en la temporada primavera-verano de este año qué producto milagroso venido de oriente o de un pais desconocido nos venden…

  2. Sabes? Es triste jugar con la esperanza, ya te contaré más exhaustivamente ;) El caso es que creo que cuando ya la medicina no te da más solución, porque no es posible, porque hay un punto en el que no se puede avanzar, los seres humanos buscamos cualquier cosa, entre ellas, este milagroso jarabe, de eso se aprovechan, de la falta de esperanza.

    Que tristeza…

    Un beso

  3. El que propones es un ejemplo más de tratar de disfrazar de ciencia lo que es sólo charlatanería. Cuando alguien hace una afirmación en ciencia debe ir primero con los datos por delante, con experimentos bien diseñados y reproducibles. Pero claro, entonces salen con aquello de que se sienten perseguidos y que hay una conpiración del “establishment” para que no salgan a la luz esos datos tan revolucionarios. Vamos, lo de siempre.

    Por eso está muy bien que nos dediquemos a poner de manifiesto lo falaz de esas terapias alternativas que dicen ser eficaces sin siquiera haber probado su eficacia.

    Un saludo.

  4. Buen artículo. La verdad es que es sorprendente la cantidad de cosas de este tipo que aparecen hoy en día.
    Una pregunta te quiero hacer Sophie. He leído en varias ocasiones sobre la homeopatía, y la impresión que me da es que es un timo de mucho cuidado. Tenía ganas de preguntar a alguien relacionado con el mundo de la medicina a ver qué opina sobre este tema, ya que parece que las autoridades públicas de algunas comunidades autónomas del país donde vivo, sorprendentemente tienen intención de fomentar su uso.

  5. Señor Oscuro la Pseudociencia se reinventa mil veces, es el mismo perro con distinto collar :)

    Raquel, es muy triste que la gente no asuma las limitaciones que tiene la Medicina o desconfíe, he llegado a oír que no existe cura para el cáncer porque a los médicos no les interesa, les conviene que haya gente que esté mal para trabajar.Y en medio están los que se aprovechan de las limitaciones y la desconfianza…

    Brainy, la charlatanería se disfraza cada vez mejor y los pseudocientíficos saben que el mejor disfraz es el de la Ciencia. Cuando me han preguntado sobre el tema y he dado mi opinión, mucha gente se ha enfadado diciéndome que los que estudiamos Medicina somos unos dogmáticos y creemos que tenemos toda la razón; incluso he visto “terapias” que consisten en hacer lo mismo que hace un médico pero dándole a todo otro nombre…y un precio más elevado :(

    Héctor, de la homeopatia digo que cuando lea un solo artículo científico hecho de manera correcta, por científicos independientes, creeré en su eficacia; que aún no he leído una sola página de homeopatía en la que lo que expliquen yo le vea base, fundamento para creer en ella. Pienso que gran parte del efecto de la homeopatía es efecto placebo y que no es de recibo afirmar, como hacen algunos compañeros míos, que “bueno, si funciona y el paciente está contento, adelante”, porque no veo ético tratar a alguien con Pseudociencia ( por el momento, hasta que se demuestre lo contrario, que la homeopatía es una Ciencia).

  6. Para ser franco, el cancer es algo que desconozco hasta que hace 1 nos tocò vivirlo con mi abuela.

    No se si cura o no, pero lo vamos a probar.. Si uds. tubieran a alguien con cancer van a ver que estas “boludeces” son una luz de esperanza.. Y si alguien tiene que morir sea quemando todas las opciones conocidas.

    No porque la medicina no sepa que hacer con el cancer vamos a dejar de probar..
    Ya que muchisimos de los descubrimientos fueron por error.

    No digo que sea el elixir, pero la vida de un ser querido vale la pena.

    Les deseo que no les toque nunca esta porqueria del cancer, y nunca tengan que buscar en internet brebajes raros para ver si resultan o no.. Ya que se encontraràn con personas como uds. opinando correctamente y destruyendo las esperanzas que los que lo padecen puedan encontrar.

    Si no funciona.. Feliz me quedo ya que se inento.. pero nunca me voy a quedar que los medicos encuentren una cura para despues venderla y lucrar con la salud como siempre se hizo.

    La medicina es un negocio, y de los mas grandes.. Si descubren la cura, seguro se las van a vender a un muy alto precio.. eso no les parece peor que ilusionarse con una cura natural???

  7. El pocho, yo he tenido seres muy queridos con cáncer y siempre tuve claro que no iba a darles remedios milagrosos no comprobados ni contrastados, porque con la esperanza no se juega, mucho menos la esperanza de alguien que tenga cáncer. No opino correctamente, sino expongo con datos en la mano la diferencia entre Ciencia y Pseudociencia, expongo que no hay nada que demuestre que ese brebaje milagroso funciona, cosa que no sucede con las medidas terapéuticas que tenemos en la actualidad, que sí está demostrado que curan o palian. Lo hago con el mayor de los respetos, sin hablar de “boludeces” ni afirmando alegremente que los médicos sólo pretenden lucrarse y que la Medicina es un negocio, negocio es el que hacen muchos “curanderos”, “sanadores” y demás personas que venden pócimas mágicas que no funcionan, ¿eso es cura natural?¿eso es ético?¿eso no es jugar con la esperanza de nadie?

  8. Estamos de acuerdo con lo expuesto, nosotros tenemos publicada la receta del Padre Romano Zago, por la cantidad de lectores que nos solicitan información sobre como se prepara el brebaje en cuestión, dejamos totalmente claro que no hay ninguna evidencia cientifica sobre el tema, que es mas informativa que una solución a esta enfermedad.

    Pero estamos también de acuerdo con algun comentario que en una situación de esa naturaleza los familiares remueven Roma con Santiago para encontrar una esperanza, no consideramos que sea poco ético informar de la receta en cuestión, si afirmar con rotundidad que lo cura, ahora bien el que lo quiera probar que lo pruebe, es una decisión libre, personal y que no atenta contra la ciencia, como si se quiere limpiar el aura porque cree que le beneficia, desde ahi creemos que lo importante de esta enfermedad es mantener el ánimo para combatirla mejor, esta demostrado cientificamente que un buen estado de ánimo durante la enfermedad lleva a tasas superiores de superviviencia en el tiempo, es decir se vive mas tiempo, cosa que al contrario lleva a un desenlace mas rápido, y somos humanos asi que los familiares y el enfermo tienen mas tiempo para elaborar la despedida y el duelo.

    No defendemos la receta, ni mucho menos, nos parece que roza lo esoterico con poca base cientifica, pero si defendemos a los enfermos y familiares que puedan tener un tiempo para elaborar la despedida y una mejor calidad durante la enfermedad.

    Si que hay evidencias que estimula el sistema inmunológico, al igual que otras plantas y vegetales y que el futuro del cancer qquiza pase por estimular el sistema inmunológico, los actuales tratamientos son matar moscas a cañonazos, es la únoca respuesta que la medicina ha dado, hay que buscar medicaciones que hagan diana en las celulas enfermas, mas que lo que ahora se hace, cirugía y radioterapia y quimiterapia, es una forma de quitar las células malignas a cañonazos digamos.

    Un saludo y muy buen articulo.

  9. Aloe .El tratamiento actual del cáncer intenta ser lo más específico y preciso posible, aunque muchas veces haya que actuar de forma agresiva porque el cáncer sea así, agresivo e infiltrante. El cáncer ocurre porque hay una proliferación desmedida de células y el sistema inmune no puede hacer frente, se está investigando por esa vía y hasta ahora no se sabe nada cierto, se habla de la posibilidad de combatir los tumores cerebrales gracias a la utilización de viruses que atacan esos tejidos específicamente ( lo pueden leer en Novaciencia). Estoy de acuerdo con la importancia del aspecto psicológico y el estado de ánimo y por eso estoy en contra de difundir la receta que no tiene validez científica, porque dar esperanzas sin fundamento me parece una manera cruel de jugar con esos enfermos. He afirmado en el artículo que hay propiedades el aloe vera perfectamente demostradas y contrastadas, pero la propiedad curativa del cáncer no se ha establecido, con lo que se está mintiendo al afirmar lo contrario y para más inri, se apoya en la pseudociencia para justificar lo que se afirma.

  10. pues mira … la pseudociencia curo a mi abuelo. El hombre estaba muy enfermo y muy mayor, y el cancer estaba en el pulmon. NO le quisieron dar tratamiento, pues podian hacerle mas mal que bien por lo mayor que estaba. Tomo el aloe, por recomendacion de mi madre que habia pasado dos canceres (ella tambien tomo aloe, pero recibio quimio y radio) y en la siguiente revision el cancer se habia reducido hasta 1/3 de su estado inicial. Ni los medicos se lo creian. Al final el hombre murio, como todo el mundo, pero no de cancer, sino de una asepticemia, varios años despues.
    No somos una familia de curanderos, somos una familia normal, de buen nivel cultural. Mi propio abuelo era una persona muuuy culta. Pero decides probar, y estos fueron los resultados.
    El propio oncologo le dijo a mi madre “se de muchos casos que les ha ido muy bien. Mal no te va a hacer. No hay estudios que demuestren sus beneficios, pero porque no se ha invertido en hacerlos. Yo en tu caso lo probaria”
    Y no hace falta que sea la salvia de aloe … que muchos han aprovechado para comerciallizar con esto. La receta original se prepara con hojas de aloe vera (de la misma planta) solo hay que gastarse 10 eurillos en comprar una en el vivero. Y ya la planta te da las hojas para todas las veces que quieras usarla. Esta receta es mucho mas antigua que la comercializacion de la “savia de aloe vera” que ahora se comercializa … ya sabes, gente sin escrupulos que comercian con lo que sea.

  11. Pues ante un callejón sin salida uno busca la forma de trepar. volar o de cavar un túnel para salir…todo me parece válido!
    No olvidemos que la alopatía se basa en principios naturales y químicos, y que no somos sólo un cuerpo… también tenemos un alma, una mente y….quizás otras partes de las que ni siquiera somos conscientes…
    A mi padre le han diagnosticado un c.ancer en el pulmón y metástasis en hígado…una terrible sentencia de muerte!! Así que mi madre y yo vamos a procurarle el fantástico brebaje mientras él practica la quimio…creo que el coktel será fantástico!!! Un chorrito de amor y una pizca de fé será suficiente…ya os contaré!!

  12. Me parece que alguno de los criticos “muy cientificos” de esta pagina no se han informado sobre las propiedades del aloe vera y el acemamanan. Les invito nada mas revisar el medline, para encontrar la tremenda cantidad de evidencia cientifica respecto a las propiedades del aloe, tanto como imunomodulador como con por efectos apoptoticos.
    Yo creo que estos reportes empiricos podrian tener sentido, habria que probarlos. Ustedes saben que mucha de la evidencia cientifica comenzo de esta manera, asi que no estan bien descartarlos tan facilmente.

  13. Eduviva, una de mis frases favoritas es que la carga de la prueba incumbe al que afirma: si tú afirmas que “el aloe vera y el acemaman tienen propiedades inmunomoduladoras y apoptóticas”, debes demostrarlo poniendo enlaces en tu comentario, no diciendo “ea, ve tú a buscarlo e infórmate”. No obstante, he hecho una búsqueda y he encontrado que el acemannan, carbohidrato complejo del aloe, se ha comprobado que tiene eficacia in vitro o en animales activando a los macrófagos, pero no he visto que haya estudios hechos en personas, ni tampoco una ingente cantidad de artículos sobre el tema. Como comprenderás, permanezco escéptica y cauta, ya que no hay evidencias en humanos, muchos estudios suelen fracasar en el paso “in vitro”-humanos o animales-humanos.
    Por otra parte, ¿qué entiendes tú por inmunomodulador y apoptótico? ¿Y qué entiendes tú que beneficie a las personas que el aloe vera tenga esas supuestas propiedades?

  14. Estimada Sophie, con mucho respeto le paso a ud. y a todos los lectores de este foro un enlace para que puedan leer las opiniones vertidas por una doctora del Servicio de Cirugía General del Hospital Central de Asturias, en Oviedo, en una ponencia celebrada en el Hotel Monasterio San Miguel de El Puerto de Santa María.

    En dicha intervención, la doctora deja clara las innegables propiedades del Aloe Vera, haciendo hincapié en su efecto sobre el sistema inmune en los enfermos de cáncer. Se refiere también al Aloe, como una herramienta útil para evitar la bajada de defensas ( mediante la producción de leucocitos ) durante la quimioterapia así como para evitar efectos secundarios producidos por la misma ( llagas en los labios, etc. ).

    El link es el siguiente:

    http://aloeourenseflp.blogspot.com/2007/06/es-realmente-eficaz-el-aloe-vera-en-el.html

    Paralelamente a esto, tengo una información muy importante y veraz, proveniente de una abogada ( que no es ninguna inculta precisamente ), de una persona de Tenerife que sufría cáncer de ovarios y que mediante la alimentación e ingesta de aloe vera, logró sanarse por completo ( los médicos del Hospital Universitario de Canarias no daban crédito ). Aparte de esto, conocí el caso de un señor que revisión tras revisión con su oncólogo dejaba atónito a su equipo médico porque cada vez los marcadores tumorales eran más bajos… hasta tal punto que el oncólogo le preguntó que qué tomaba… que se lo dijera porque su padre ( el padre del oncólogo ), estaba enfermo de cáncer…

    Esto es sólo una pequeña muestra de que hay casos que evidencian las propiedades curativas del Aloe… ahora bien
    también es cierto que todos los cánceres no son iguales, ni los organismos humanos y sus respuestas al tratamiento tampoco… pero… ¿ por qué no probarlo ?.

    Un saludos para todos.

  15. Ese jarabe del que hablais ya lo hemos conocido en mi familia, ya que mi madre se lo ha estedo tomando a lo largo de 9 años de su enfermedad. Por supuesto, en los periodos en los que tenía alguna recaída. No cura el cáncer evidentemente. Pero si tengo que decir, que no conozco ninguna planta que consiga que suba todos los parámetros de una analítca. Y esto es perfectamente demostrable porque a mi madre le hacían análisis de sangre todos los meses, antes de ser sometida al tratamiento de quimioterapia. Esto significa no estar inmunodeprimido, ni padecer anemia, etc. y esto para los pacientes que se someten a quimioterapia es muy importante, ya que le da la oportunidad de no tener que interrumpir el tratamiento por anemia o algo similar. NO OS PARECE ESO YA SUFIENTE AYUDA !!! Yo ahora también estoy siendo sometida a quimioterapia y lo primero que pensé cuando me lo confirmaron es que haría el jarabe tal como lo hizo mi madre para tomarlo y poder completar todos los ciclos y así poder luchar con todas mis fuerzas contra esta enfermedad.
    Saludos a todos! Chao.

  16. Estimada Loli, esta experiencia que ud. comenta del Aloe Vera me parece muy importante ya que viene a confirmar lo que expuso la doctora en su ponencia, anteriormente citada por mi.

    Ud. ha dicho algo a tener en cuenta, ” mi madre se lo ha estedo tomando a lo largo de 9 años de su enfermedad. Por supuesto, en los periodos en los que tenía alguna recaída. ”

    Con esto ud sugiere que las tomas no eran constantes en el tiempo… y sin embargo mantenía unos parámetros buenos en todas las analíticas…

    Me resisto a creer que esta planta no puede resultar ser un arma efectiva contra la emfermedad a tenor de los testimonios de CURACIÓN y en otros casos testimonios de INHIBICIÓN del crecimiento tumoral que yo personalmente he podido recoger en mi propia zona.

    He investigado durante un tiempo considerable y me he dado cuenta que la receta que circula por estos medios está “incompleta”… la receta que en su día dio a conocer este famoso fraile Romain Zago, se encuentra en un libro originalmente publicado en Brasil e Italia.

    Yo tengo ambas ediciones y puedo afirmar que las recetas publicadas por internet en diversas páginas están incompletas… o bien juegan con las cantidades de los ingredientes, etc.

    Por lo pronto, a todo lo publicado, y siguiendo lo relatado en ambos libros, yo añado que el aloe vera, aparte de tener una edad superior a 5 años, debe ser recolectada en la oscuridad ya que la luz natural o artificial le hace perder los principios activos contra el cáncer.

    Otro detalle obviado en las “recetas” de internet, el aloe ha de ser el “arborescens” ( flor roja ). Ya que éste poseé un 75% de principios activos anticancerígenos y el de flor amarilla ( barbarienses miller ) poseé alrededor de un 25%.

    Por eso le digo que habría que seguir la receta tajantemente para comprobar los resultados finales ( sin abandonar las tomas excepto los periodos de descansos de 10 días entre botella y botella ).

    Y por último, insisto, un caso ya mencionado por mi anteriormente de un señor diagnosticado de un tumor inoperable y que tras las tomas del aloe, logra DETENER el crecimiento. El propio oncólogo el pregunta que qué toma porque su propio padre tiene la enfermedad y quiere aplicarlo en él.
    Como ven, el caso es sencillamente extraordinaro.

    Un saludo.

Los comentarios están cerrados.