Compré el libro “Mamá come sano” de Julio Basulto animada por un tweet de Maria José Mas (para que luego digan que Twitter no sirve “pa ná”).

¿Invierte en el cerebro de tus hijos? Buen slogan, sí. Me picó la curosidad y leí la reseña que hizo Maria José en su blog, Neuronas en crecimiento.

Coincido con ella en que es un libro destinado fundamentalmente a mujeres que estén pensando en quedarse embarazadas, pero que convendría que lo leyera cualquier persona interesada en tener unos hábitos alimenticios correctos. Comer bien es invertir en salud y quizá sea una de las medidas más sencillas para mantenernos sanos, mucho más que todos los suplementos vitamínicos, “superalimentos” que se ponen de moda de vez en cuando y dietas “milagrosas” que nos prometen desintoxicarnos, depurarnos y quitarnos años y kilos de encima casi sin esfuerzo. Además, una mujer que modifique sus hábitos durante el embarazo posiblemente mantenga esos mismos hábitos sanos durante el resto de su vida, con lo que no sólo mejora su nutrición y su estado de salud sino el de su pareja y sus hijos

Aunque existen grandes intereses para convencernos de lo contrario, ni el embarazo, ni el nacimiento del bebé ni la lactancia son una enfermedad“. Así empieza el libro en el que Julio nos habla con sentido común de lo que son una dieta saludable y unos hábitos de vida positivos durante el embarazo y la lactancia. Sorprende leer que una cerveza etiquetada como 0,0 puede contener hasta 1,3º de alcohol, que no es nada bueno para el neurodesarrollo del feto; o que una alimentación sana no consiste en “comer de todo y muy variado” como hasta ahora nos han repetido machaconamente, por poner dos ejemplos.

Lo que más me gusta es su estilo ameno y lo bien documentado que está, con referencias a lo largo del libro y un apéndice final con la bibliografía utilizada como respaldo a las afirmaciones realizadas. Además, en caso de dudas, Julio Basulto dispone de un correo, juliobasulto@juliobasulto.com en el que responde con amabilidad lo que se le pregunte. En mi caso me llamó la atención el tono vehemente que utilizaba al hablar de la lactancia materna frente al uso del biberón, a lo que me respondió contándome la fuerte presión que ejerce la industria farmacéutica para “empujar” a las embarazadas a decidirse por el biberón frente a la lactancia materna. En este artículo queda muy bien explicada su postura en el tema.

Quizá me hubiera gustado que mencionara la pregorexia, que es como se denomina a la anorexia durante el embarazo. La presión que sufren algunas embarazadas por el aspecto físico, la ganancia de peso y de masa grasa es brutal, con comentarios en su entorno acerca de lo gorda que se puso fulanita, que después no consiguió liberarse de todos los kilos, o el buen aspecto de menganita a las dos semanas de parir, con una barriga completamente plana. En ese sentido tal vez nutricionistas y médicos tengamos mucho trabajo por delante.

Nota: escribo esta reseña tras leer el libro de cabo a rabo, pagado de mi bolsillo. Hasta su lectura, no conocía a Julio Basulto ni sus textos. No he recibido compensación alguna por escribir este post.

Quienes sois fans del comisario Brunetti seguramente hayáis leido ya “Y la palabra se hizo carne“, donde se habla en el primer capítulo de un hombre que aparece flotando en uno de los canales venecianos. En la sala de autopsias a Brunetti  le llama la atención el aspecto del muerto y le pregunta al forense Rizzardi  por qué tiene esa forma tan extraña, con el pecho y el cuello tan anchos, a lo que  éste le responde “Se llama enfermedad de Madelung. He leído algo sobre ella y recuerdo que la estudié en la facultad de Medicina, pero nunca la había visto antes. Sólo en fotos“.

La enfermedad de Madelung, también conocida como lipomatosis simétrica múltiple,  es una enfermedad rara de la que llama la atención la presencia de grandes masas de tejido graso localizado de forma simétrica en cuello, nuca, tronco, hombros y la parte más próxima al tronco de brazos y piernas. Se da fundamentalmente a hombres entre los 30 y 60 años con historia de etilismo crónico, aunque no siempre es así (Spoiler: el asesinado de la novela no era alcohólico). La asociación entre alcoholismo y esta enfermedad parece clara, ya que en el 90% de los casos de Enfermedad de Madelung el paciente lo padece. En este artículo se comenta que la causa es que el alcohol disminuye la lipolisis, favoreciendo la formación de esas masas grasas tan llamativas.

En Italia, donde se ambienta la novela de Dona León, se describe ese caso en una de cada 25.000 personas, siendo muy raro que se observe esa enfermedad en niños. Aunque se recomienda a los pacientes bajar de peso y evitar el consumo de alcohol, la medida más eficaz es la extirpación quirúrgica.

Podéis ver algunas fotos curiosas de esta enfermedad en este blog.

Otro día comentaré por qué la lectura de este libro anima al vegetarianismo. No os aconsejo tener previsto para cenar un delicioso filete de ternera…

A los adictos a los blogs de la Doctora Jomeini (sí, tiene más de uno) no le habrá cogido por sorpresa el anuncio de la salida de su libro, “El blog de la Doctora Jomeini“. A los que no la conocéis aún sólo puedo deciros que a qué estáis esperando, corred a leerla.

Ana González Duque es una tía estupenda. Su apodo, Doctora Jomeini, viene de cuando puso a dieta “fundamentalista” a un paciente recién operado de la “visícula”. Sin embargo bajo ese mote encontramos  una mujer capaz de ver el mundo con ironía y una gran dosis de humor, batallar con dos hijos, un marido, el ser residente de Anestesiología (una de las especialidades más duras del hospital) y sufrir en sus carnes todas las batallitas que cuenta Maitena, la dibujante argentina, que nos suelen suceder a las mujeres. Y sin perder la sonrisa, oiga.

En su libro cuenta las aventuras de una residente de Anestesiología recién llegada a Madrid. Amores, desamores, historias de quirófanos, aprendizaje intensivo de su especialidad, una futura suegra que es una auténtica suegrator de la pradera, unas compañeras de piso con las que es imposible aburrirse…

Lo podéis comprar en Amazon (aunque ahora mismo anuncian que está “temporarily out of stock”) o en Tombooktu. Ya me contaréis…